Crítica | CD Morel

Scherzo |

“La Spagna lleva a cabo una interpretación lujosa. Alejandro Marías domina la viola con magnífica técnica y sonido, y sobresaliente expresividad (esos hipnóticos preludios…). Les secundan unos continuistas envidiables: Pablo Garrido en la segunda viola y Jordan Fumadó, un clavecinista extraordinario que merece mucho mayor relieve. A ellos se une Álvaro Marías con el traverso para redondear la magnífica chacona en trío. Soberbia toma de sonido debida a Jesús Trujillo, quien capta a la perfección la hermosa resonancia de la viola, con presencia y espacio. Sitúa ésta en un claro primer plano, pero logra proporcionar auténtico relieve al continuo sin restar protagonismo en ningún momento a la viola principal.”